Subscribite a nuestro newslatter
Muchas científicas, pocas jefas

Muchas científicas, pocas jefas

El 11 de febrero se conmemora el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. En Argentina hay un gran número de mujeres científicas, pero no llegan a los altos niveles de jerarquía.

(Buenos Aires, 11 de febrero de 2017) - Mujeres ingenieras, científicas, médicas, buscando curas, soluciones o simplemente investigando la forma de mejorar la calidad de vida de las personas. Estas mujeres son necesarias para la igualdad de condiciones en la sociedad. En diciembre del 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó que cada 11 de febrero se conmemora el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia con el fin “de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia".

Según datos de la ONU, en un estudio realizado en 14 países “la probabilidad de que las estudiantes (mujeres) terminen una licenciatura, una maestría y un doctorado en alguna materia relacionada con la ciencia es del 18%, 8% y 2% respectivamente”. En comparación, la probabilidad para los estudiantes masculinos es del 37%, 18% y 6% en las mismas categorías. En la carrera de ingeniería, a nivel mundial las mujeres representan apenas el 25% de las matrículas y en Argentina el número se reduce al 20%, la mayoría en ingeniería química y la menor participación es en electrónica y mecánica.

En el CONICET la estadística cambia: las investigadoras representan la mitad de los trabajadores de la institución. De todas formas, esta equidad no se traslada a los puestos de mayor jerarquía: el 70% de los cargos de investigador superior son ocupados por hombres.

En abril del 2016, la viróloga argentina Andrea Gamarnik recibió el premio L’Oreal/Unesco, uno de los más importantes en la ciencia a nivel internacional, por sus descubrimientos sobre el virus del dengue. Durante su discurso de agradecimiento, la científica dijo: “La problemática de género en la ciencia está inmersa en una problemática de la sociedad. Las mujeres no llegan a lugares de liderazgo por discriminación, prejuicios externos y de las propias mujeres, y temas prácticos como la maternidad".

En la misma línea, la química Norma Sbarbati Nudelman, investigadora superior del CONICET asegura “Para tener éxito la ciencia necesita también el talento de las mujeres, de no ser así se está dejando de lado el 50 por ciento de la población"..

Impulsar la participación de mujeres y niñas en la ciencia es parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible impulsada en 2015 por la ONU. Este es un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.

 

Enlaces

Página 12 – Suplemento Las 12 – Rata de laboratorio

Clarín – Revista Viva – Quiénes son las científicas más destacadas del país

 


Volver